TEN

No hay esposa buscando una llave
y en la aurora se despliega el aura casi verde
sin dilación con atracción a un rojo vivo
se tropieza con un expolio de almas viejas
rotas y distraidas

Ocaso en Groenlandia impermutable
que gira al lado de una caricia y así
responde ferviente al cambio necesario
y frio de la aurora en septiembre de luz

Cris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s