Perderse adrede para encontrarse aposta

Una de las características de los viajeros es la de perderse para encontrarse. De repente vas caminando por un lugar, sitio o zona y la vista se centra en una imagen que, sin saber por qué, emite un impulso al cerebro que te invita a parar… y avanzar. Son los ojos los que te llevan de la mano y paras, observas, centras en un punto o en varios todos tus sentidos, respiras y disfrutas de ese espacio que por un momento parece inventado sólo para una misma. En ese instante desaparecen todos los problemas, las dudas, las tristezas, los malos recuerdos; afloran las mejores sensaciones, te sube un calor orgásmico muy difícil de explicar pero muy agradable de sentir… Es ese momento en el que las pestañas se baten como las alas de una libélula para limpiar la imagen que acabas de descubrir; tan simple como eso. Es el momento en el que te pierdes, no piensas, simplemente te pierdes y vuelves a nacer de nuevo para continuar descubriendo y buscando otro momento como ese. Un beso del espacio que desaparece en la boca, se aloja en la neurona y descansa en el fuego del recuerdo.

Cris 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s